Depilación Láser Alexandrita

Es la última tecnología en tratamientos dermoestéticos profesionales, consiste en aplicar un intenso destello de luz que fragmenta y destruye el folículo piloso, eliminando el vello y evitando que éste vuelva a crecer. Sin provocar daños a estructuras adyacentes como piel, glándulas sebáceas o sudoríparas.

Cotizar

Recomendaciones

Antes de iniciar su tratamiento láser en nuestro centro de depilación "Laser Beauty" es necesario que usted conozca y cumpla las recomendaciones que nuestros profesionales indican, con esto logrará un tratamiento más efectivo y exitoso.

No exponer la piel a radiación UVA-UVB antes y después de cada sesión.

Suspende el uso de cremas autobronceantes y/o solárium antes y después de cada sesión.

En la zona a tratar no debe utilizar métodos depilatorios que arranquen el vello de raíz tales como pinzas, cera, depiladoras eléctricas, etc. Necesitamos que la raíz esté presente para mayor efectividad del láser. Sólo se pueden utilizar métodos depilatorios cortantes como rasuradora.

Informar si padece alguna patología o si está tomando algún medicamento fotosensible.

Informar si usted posee algún problema de crecimiento excesivo de vello. De ser así se recomienda complementar la depilación láser con tratamiento por especialista médico.

Contraindicaciones

Nuestro láser es específico y selectivo, no provoca efectos secundarios, pero debemos tomar algunas precauciones y tener presente las recomendaciones que nuestros especialistas indican en los siguientes casos.

Embarazo, el láser no es teratogénico, pero en Laser Beauty nos regimos por la normativa internacional que dice “Toda mujer embarazada no debe recibir medicación o procedimiento médico que no sea imprescindible para su salud o la de su hijo en gestación”.

Diabetes Mellitus descompensado.
Padecer de alguna enfermedad patológica por ejemplo: Lupus

Haber tomado medicamentos fotosensibles como Isotretinoína (Vitamina A Acida)

Pieles bronceadas recientemente y fototipos de piel tez oscura ó albina.
Área con heridas, neoplasias, infecciones o enfermedad a la piel.

Personas con infección aguda, fiebre, inmunosupresión, neoplasias (tumores benignos o malignos)

Áreas con tatuajes, hiperpigmentaciones, lunares, verrugas, acné acentuado y herpes